Los nuevos tiempos traen nuevas profesiones, nuevos puestos y la modificación de perfiles y posiciones ya existentes. Es indudable de que hay que adaptarse constantemente, incorporando nuevos conocimientos que nos permitan seguir siendo competitivos profesionalmente.

UX Researcher, Visual Designer,  Interaction Designer, Product Optimizator… relacionado en el contexto de User Experience. Business Developer, Product Manager, Product Owner… relacionado en el contexto de Producto y un largo etcétera.

Hoy quiero hablaros del Product Owner. No existe un perfil predeterminado y cerrado que defina al Product Owner, depende del tipo de proyecto, la misión/visión y las necesidades de la compañía. No obstante voy a intentar hacer una radiografía según un criterio muy personal de algunos aspectos que considero debería tener el perfil de Product Owner.

Antes de nada, creo que es importante separar el perfil en tres aspectos relacionados con el contexto: para mi, un Product Owner debe tener aptitudes funcionales, controlar aspectos sociales y disponer de actitud emocional.

Conocimientos funcionales

Desarrollo ágil de sofware: Scrum, Kanban, son metodologías llamadas ágiles que como su propio nombre indica permite a un equipo ser más eficiente en su trabajo. El desarrollo ágil no está relacionado con el tiempo, no se trata de ser más rápidos, se trata de hacerlo mejor y entregar valor antes al mercado. Conceptos como el desarrollo iterativo e incremental, alineación diaria de los equipos con reuniones cortas o equipos auto-organizados son aspectos que se trabajan con este tipo de metodologías. Un Product Owner debe conocerlas, pero sobre todo, debe creer en ellas.

Scrum-to-Kanban

DDD (Domain Driven Design): Aunque pueda parecer muy ligado al área técnica, nada mas lejos de la realidad. DDD es un enfoque que busca alinear todo el proceso de análisis, organización y desarrollo de un proyecto para basarlo en el conocimiento de dominio, es decir, en cubrir las necesidades reales de negocio hablando todos el mismo lenguaje (lenguaje ubicuo). De este modo conseguiremos crear productos que estén enfocados perfectamente en solucionar los problemas que se supone deben abordar.

Además el enfoque DDD permite una estrecha y creativa colaboración entre los técnicos y los expertos de dominio. El resultado final del proyecto es más satisfactorio, seguro y escalable.

Maintaining_Model_Integrity.png

Diseño de propuesta de valor: Independientemente del tipo de mercado al que te diriges, del producto o servicio que ofreces, hay dos aspectos que son claves para alcanzar el éxito de tu negocio: clientes y propuesta de valor.

La propuesta de valor es el foco basado en las necesidades de tus clientes o usuarios y la diferenciación con tu competencia respecto al qué y el cuando (Time To Market).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Roadmap: Una hoja de ruta viva que nos marca el camino, los proyectos y objetivos que nos hemos marcado. Un Product Owner debe saber definir el Roadmap, diseñado en base a la propuesta de valor, priorizando los proyectos para conseguir la consecución de nuestros principales objetivos. En un Roadmap ya se pueden identificar algunas dependencias y bloqueos.

AQnhE

Historias de Usuario: Por supuesto, y como no podía ser de otra forma, un Product Owner debe saber escribir correctamente una historia de usuario. No se trata de realizar un artículo o una redacción, el objetivo es comunicar quién, qué, cuando y por qué. Las historias pueden generar una discusión o colaboración entre los implicados que, utilizando el lenguaje ubicuo de dominio, permitirá un entendimiento perfecto de los requerimientos que al final se plasmará en el producto.

scrum-user-story-life-cycle-2-638.jpg

Gestión y definición de tiempos: Los tiempos en un proyecto son engañosos, en general, desde la dirección de una compañía normalmente se infravaloran los tiempos y desde el área de producto o técnica a veces se inflan, la antítesis.

La realidad es que en muchas ocasiones ni unos ni otros tienen razón, se sobreprotegen constantemente. Un buen Product Owner debe saber defender los tiempos de un proyecto de forma totalmente objetiva, ¿para qué?, para crear productos de calidad. En buena medida, un desarrollo de software ágil soluciona muchos de los problemas respecto a los tiempos, porque al final se entrega valor de forma iterative e incremental.

Análisis de datos: Manejamos una cantidad ingente de datos, cada vez más, tenemos un tiempo limitado y debemos tomar decisiones a una gran velocidad, el mercado lo requiere. La clave para poder tomar las decisiones correctas está en la buena gestión de esos datos; algo realmente complicado. El Product Owner necesita ciertas habilidades para realizar una gestión óptima de datos, eliminar ruido en forma de datos no necesarios, identificar los KPI y disponer de cuadros de mando que ofrezcan una visión del momento.

Thinking Lean Startup: Ser eficientes creando procesos que nos permitan ser mucho más ágiles en el desarrollo de producto es clave. Utilizando las metodologías y enseñanzas Lean conseguiremos este objetivo. El aprendizaje es largo, de hecho no termina nunca, siempre hay algo que cambiar o mejorar para adaptar nuestros estándares constantemente. Ser críticos con lo que hacemos y conocer al detalle como producimos producto hará que afloren nuestros problemas, porque, un proyecto o una compañía sin problemas tiene un gran problema.

Lean

User first: El Product Owner acaba siendo el epicentro entre el cliente/usuario y el equipo de desarrollo. Gracias a la analítica y el feedback del usuario, recogido a través de los diferentes canales de la compañía, el Product Owner debe identificar los posibles fallos de usabilidad del producto, así como los bugs que se van generando.

Conocimiento técnico: Un requisito deseado aunque no fundamental. Siempre es bueno comprender como se construye técnicamente un producto y que posibilidades ofrecen las herramientas con las que trabajamos. Es una forma de mejorar la interactividad con el equipo técnico, que es quien finalmente construirá el producto físicamente.

Aspectos sociales

Experiencia: Un Product Owner debe tener experiencia previa trabajando el producto, lo que otorgará una de cualidades más valoradas en este campo: el conocimiento. Además, es también importante conocer el funcionamiento, la estrategia y las políticas de la empresa así como los diferentes productos que ésta oferta, independientemente de que no se trate del producto que nosotros trabajamos.

Espíritu de negociación: En infinitas situaciones un Product Owner se encontrará situaciones en las que será necesario negociar, es decir, dar y recibir para llegar a un acuerdo bueno para ambas partes (Win-Win). Negociar es un arte que se gana con el tiempo, practicando. Un negociador no nace, se hace.

Comunicador: Puede parecer trivial, pero no lo es. Un Product Owner se va a encontrar muchas situaciones en las que tendrá que comunicar muchos aspectos relacionados con el proyecto. No hablamos solo de la negociación, hablamos concretamente de la comunicación, se trata de hacer entender a los demás, de la mejor manera posible el mensaje que quieres o necesitas hacer llegar.

Comunicar también es emocionar, en una presentación de producto por ejemplo es posible emocionar, puedes ser grandilocuente, entusiasta, controlar muy bien los silencias, deja pensar al público. Creamos productos para solucionar problemas reales de las personas, emocionar, es posible.

Actitud emocional

Gestión de personas: Suena frío, gestión de personas. El Product Owner gestiona personas, pero… cambiémoslo. Digamos, interacción con las personas, trabajo en equipo, empatía por tus compañeros, escucha activa, pull y no push. En realidad es una de las labores mas complicadas. Emocionalmente, el Product Manager puede agotarse porque debe mantener el equilibrio emocional del equipo, básico para la buena evolución del proyecto.

Creatividad: El Product Owner no es un creativo… pero ha de tener mucho de él en diferentes fases del producto. Debe ser una persona con iniciativa, con ideas nuevas, frescas. Y por supuesto, no debe tener miedo a cometer errores y salir de su área de confort constantemente.

Responsabilidad: El product Owner responde del éxito o el fracaso del producto, pero no puede controlar ni tomar decisiones en solitario sobre todas las variables que le afectan. Podríamos decir por tanto, que está algo atado y depende mucho de los demás.

Empatía:  Según Wikipedia:

La empatía del griego ἐμπαθής (emocionado) es la capacidad cognitiva de percibir (en un contexto común) lo que otro ser puede sentir.

Vaya… parece sencillo, pero por experiencia se que es muy complicado, no es algo que se practique con mucha frecuencia. Un buen Product Owner debe ser empático, debe saber escuchar, pero también entender. De otra forma no podrá tomar las decisiones correctas o expresar las palabras adecuadas.