Palabras.

letras_talentoTalento“, una palabra que escucho constantemente en el mundo empresarial. La búsqueda y retención de talento se ha vuelto algo indispensable actualmente en la mayoría de compañías. Sin embargo, a veces tengo la sensación de que hacemos un uso banal y nos tomamos muy a la ligera el significado de la palabra talento.

El talento es en realidad la manifestación del potencial y de las destrezas que dispone una persona, actitudes y aptitudes sobresalientes respecto a un grupo para realizar una tarea determinada de forma exitosa.

No voy a entrar a valorar las aptitudes relacionadas con el talento, considero que es algo bien conocido por la mayoría. Por el contrario si que me gustaría dar una pincelada respecto a las actitudes, más concretamente me gustaría hablar de la inteligencia emocional y la escucha empática.

Saber gestionar las emociones ante conflictos y armonizar la emoción con el pensamiento son atributos muy importantes en lo que a inteligencia emocional se refiere. Y en este sentido uno se hace, con las experiencias y consciencia de los puntos a mejorar. Por otro lado la escucha empática nos pone en el lugar del otro sintiendo, no se trata de decirle a la otra persona lo que quiere escuchar, se trata solo de eso, de escuchar, empatizar, ponernos realmente en su lugar para sentir.

Pero el talento por si solo no ayuda a emprender, y el emprendimiento es algo también de vital importancia para las empresas, sobre todo en el ámbito tecnológico. Yo añadiría otro concepto a la ecuación, incluyamos al “Genio“.

Pero, ¿quién es el genio?. Permitidme que cite un pensamiento de Max Nordau (crítico, escritor, publicista y médico) respecto a la principal diferencia entre genio y talento:

Genio es la persona que crea nuevas formas de actividad no emprendidas antes por otros o desarrolla de un modo enteramente propio y personal actividades ya conocidas; y talento es la persona que practica formas de actividad, general o frecuentemente practicadas por otros, mejor que la mayoría de los que cultivan esas mismas aptitudes.

Genio y talento, bonita combinación, pero hay un problema, muchas veces estas dos palabras nos llevan a tener que resolver conflictos relacionadas con palabras como ego y exclusión.

Hablando en primera persona, soy un soñador y un idealista por naturaleza desde niño, sensible y muy pasional con para el producto. Con 39 años he experimentado muchas de las cosas de las que os hablo, he tenido etapas en las que he sentido al talentoso, al genio pero también he sentido ego, exclusión e ira. No soy diferente a otros, la mayoría de personas con una trayectoria profesional termina pasando por todas estas etapas, necesarias para formar al profesional y la persona que serás en el futuro.

Al final serás el reflejo directo de las experiencias que vives a lo largo del tiempo.

Sentimientos.

evasiondeemociones

El enlace entre dos personas no cabe duda que se provoca a través de los sentimientos, ¿cómo unir pues a una persona con la empresa en la que trabaja para que tenga continuidad en la misma?, lo que hoy llamamos la retención del talento.

¿Mas salario, posición, más beneficios sociales…?, si lo comparamos con una pareja está claro, el dinero no provoca su felicidad.

Profesionalmente hablando, no hay mayor placer que sentir que en la empresa hay algo tuyo, definido y creado por ti, mantenido y corregido por ti, como un hijo, en este caso un producto. Cuesta desvincularse de algo así, sufres por el, te alegras por el, en definitiva, sientes por el producto.

Conseguir que los profesionales de una compañía se sientan así no es tarea fácil, hay tantos perfiles y cada persona con sus propias necesidades y objetivos. Además de los objetivos de la propia compañía, la competitividad y competencia externa e interna, las fechas de entrega y los cambios de rumbo. A veces, todo esto provoca nubarrones o tempestades que hacen que no se disfrute del trabajo que realizamos y no tengamos precisamente buenos sentimientos.

Pero el sector está cambiando. Las empresas, por el afán de ser más competitivas, se están dando cuenta de que el mayor valor lo aportan las personas que forman parte de ellas. Saben que una persona con talento, pasión y unida al producto no desfallece hasta el final de las consecuencias por su producto.

Pues eso, debemos conseguir que las personas se unan a los productos, y una forma de conseguirlo es emprender en la empresa, esto provocará unión y pasión, consigue que valores como el compartir, la alegría, la satisfacción, la integridad y la superación surjan por si solos, porque estos valores vienen de fábrica en las personas, solo hay que dejar que fluyan.

Una persona en la empresa es como el amor entre dos personas, hay que cuidarlo y mantenerlo para que crezca y florezca como un árbol. Desde el principio y todos los días.

Hechos.

pam881

¿Imagináis la de productos interesantes que podrían surgir dejando fluir la creatividad de la gente? ¿Imagináis el valor que darían las personas de la compañía a algo así?. No se trata de desarrollo, se trata de llevar a la realidad las ideas que todos tenemos.

Pues vamos a la clave de la cuestión. ¿Es posible emprender desde la propia empresa?. Yo pienso que si, y además lo mejor es que creo que hay muchas variantes de emprendimiento desde la empresa que se pueden explotar. También hay que tener en cuenta que la empresa y las personas que trabajan en ella deben estar preparadas y convencidas para conseguir este fin.

Emprendimiento interno sobre productos existentes.

Muchas veces pensamos que, como ya estamos desarrollando un producto establecido no podemos emprender, nada más lejos de la realidad. Emprender también significa decidir, por eso hablo de democracia. Normalmente formamos parte de un equipo, o un equipo de equipos, lo cual es maravilloso. Decidir significa proponer, escuchar (empáticamente), debatir y actuar. Desde la instancia del equipo hasta la más alta instancia.

Es maravilloso sentir que nuevas funcionalidades o productos formarán parte de algo más grande y han salido de las ideas de un equipo, de verdad, la sensación es indescriptible.

¿Imagináis que pudierais decidir como equipo cuales serán las próximos funcionalidades de la plataforma desde un punto de vista de producto?, si, es bueno. Hablando en el lenguaje Lean, los equipos de producto y desarrollo somos el Gemba, somos los conocedores del medio, del producto, de la técnica y de la competencia en primera instancia. ¿Cómo no contar con tal sabiduría en la toma de decisión?.

He de decir que si las ordenes y decisiones vienen desde arriba sin consenso ni posibilidad de opinión, esta forma de emprender es más complicada, no imposible, pero si complicada.

Emprendimiento interno sobre nuevos productos.

Se trata de crear una solución nueva que solvente un problema existente, o que abra una nueva línea de negocio sobre un nicho que interese. Conseguir que una compañía apueste por este tipo de emprendimiento es más complicado, requiere inversión y si la compañía es grande normalmente terminan interviniendo multitud de departamentos que terminan oscureciendo, degradando y alargando el proyecto y los tiempos. Aunque no siempre es así. Conozco ejemplos muy interesantes, (worksi).

Yo mismo, y un grupo de personas increíble hemos tenido la oportunidad de vivir la experiencia de crear un nuevo producto para la compañía en la que trabajamos. No entraré en los detalles del producto, pero si que puedo incidir en que hemos tenido sentimientos de euforia por tener la posibilidad de crear un producto increíble, en ocasiones decepción por no poder llevarlo hasta donde nosotros queríamos en un momento dado y de ilusión por mantener las ganas de trabajar por un producto que consideramos lleva nuestro ADN impreso. Independientemente de todo lo ocurrido, esta experiencia ha unido a 6 personas que no olvidarán por el resto de sus vidas los momentos vividos. Amamos lo que hemos creado, y amamos nuestras ideas y motivaciones.

Estos son los sentimientos a los que me he referido durante todo el post, sentimientos que unen las personas al producto, a otras personas y a la compañía.

A lo largo de la vida profesional, surgen oportunidades como las que os he mencionado, donde poder crear productos increíbles. Solo hay que estar atento a las señales para subirse al tren cuando éste pasa.

Emprendimiento interno libre unipersonal o grupal.

Que la empresa permita la dedicación de horas para que las personas se trabajen en sus propios proyectos personales o grupales  es algo que cada vez está calando más profundamente en el sector. No obstante todavía falta mucho camino que recorrer, no se emprende, son pocas horas y se dedican sobre todo a proyectos de aprendizaje, que está bien, pero no se suele emprender con ellos.

Sería mucho más interesante que la empresa dejara horas semanales a que personas o equipos pudieran desarrollar libremente soluciones sin trabas ni censura durante el proceso. Estos productos podrían presentarse después, integrarse en soluciones existentes, iniciar nuevas líneas de negocio, no se, hay infinidad de posibilidades.

Emprendimiento externo.

Una vía muy interesante para emprender en la empresa, desarrollar tu propio side project (proyecto paralelo) y ofrecerlo después a la compañía. ¿Con que objetivo? bueno, depende del proyecto y de la negociación que se lleve a cabo con la compañía.

Quiero decir que es sano que la empresa disponga de cauces para que las personas puedan presentar sus proyectos personales, seguramente surgirían multitud de soluciones muy interesantes a las que la empresa le encantaría hincar el diente.

Somos muchos los que desarrollamos nuestros propios proyectos fuera de la empresa, pero no disponemos de recursos suficientes para conseguir que tengan algo de visibilidad.

Los profesionales lo son dentro y fuera de la empresa, para muchos, su profesión no es solo un trabajo, es también es una forma de vida fuera de las horas laborales.

Palabras, sentimientos y hechos. Un triángulo perfecto que consigue retener lo que llamamos talento, que no dejan de ser las personas que forman parte de nuestra andadura profesional dentro de la empresa.

¿Conoces más formas de emprender dentro de la empresa? No lo dudes, coméntalas, seguro que existen muchas más.